You are here
Uncategorized 

La comunicación y el ofrecer un servicio transparente son la clave de éxito del factoraje

En el mundo de las pequeñas y medianas empresas se llegan a vivir situaciones en donde es necesario pensar en alternativas para crecer sin tener que poner en riesgo ni la empresa ni sus finanzas.

En este sentido, existe un instrumento llamado factoring o factoraje, que algunos empresarios tienen considerado como “último recurso” de financiación para su empresas, ya que lo interpretan con un recurso para salir a flote y esto da la sensación de que no están bien las cosas

Ante esta creencia, piensan a su vez que si adquieren un contrato de factoraje y sus clientes se enteran, entonces romperían el lazo comercial con su empresa.

Sin embargo, esta es una apreciación errónea que se tiene del factoraje, ya que la mayoría de las empresas hoy en día hacen uso de este recurso donde ponen en la mesa el tema de la factorización de sus facturas para financiar la expansión y la contratación de nuevos negocios, no para rescatar a sus negocios de las fauces de la insolvencia.

Por lo que es importante enviar el mensaje adecuado y positivo hacia tus clientes si es que haces uso de este recurso, ya que el factoraje es una herramienta de gestión de flujo de efectivo ampliamente utilizado.

Solo ten presente que el factoring de cuentas por cobrar se ha convertido en una herramienta financiera común, utilizada por empresas de todos los tamaños para administrar con éxito el flujo de caja y financiar el crecimiento sin deuda.

Antes de comenzar la factorización, tu empresa de factoring enviará una carta de notificación de asignación en tu nombre a cada uno de tus clientes, indicando que has adquirido este servicio de factoraje.

La carta se envía al administrador de cuentas por pagar.

Dicha carta indicará que le han concedido una línea de crédito de la compañía del factoring para apoyar su crecimiento del negocio.

También indicará que, debido a tu rápido crecimiento, has elegido los servicios de gestión de cobros profesionales del factor, a su vez, la carta proporcionará a tu cliente una nueva dirección para enviar sus pagos de la factura.

La carta de notificación asegura a tus clientes que la relación comercial de su empresa con ellos permanecerá sin cambios y que continuará proporcionando un servicio excelente, así como la correspondiente facturación que venían entablando.

La único que cambia para tus clientes como resultado de tu nueva alianza de financiación es la dirección de remesa, en donde ahora tus clientes realizarán sus pagos a la empresa de factoring.

Esta nueva opción les permite a sus clientes saber que estás mejor equipado financieramente para crecer y satisfacer sus demandas.

Por lo anterior, supongo que prefieres que tus clientes continúen trabajando con una empresa bien financiada, en lugar de iniciar una nueva relación con otro proveedor, ¿cierto?

Aquí lo realmente importante es contratar a una empresa seria, con amplia experiencia en este mundo del factoraje, para que entablen una relación armoniosa y de respecto con sus clientes, ya que de ello dependerán las relaciones comerciales entre tú y la empresa de factoraje y por supuesto, con tus propios clientes.

Un buen nivel de comunicación y ofrecer un servicio transparente son las claves de éxito de este tipo de opciones financieras.

Related posts