You are here
Uncategorized 

En la diferencia puede estar la unión

El día de ayer tuve tiempo de leer varios artículos sobre muchos temas en inglés en línea, debido a que hay muchas revistas y periódicos que ahora ya se transmiten solamente en línea, algo que facilita la lectura y la absorción de gran cantidad de información desde la comodidad de nuestra casa.

Uno de los artículos más interesantes que leí el día de ayer fue uno que hablaba sobre las reservas indias que existen en el territorio norteamericano, así como la historia y la cronología de estas reservas que albergan a cientos de miles de nativos americanos, quienes viven en paz y harmonía con los Estados Unidos.

Esto es algo extraño en el escenario mundial, ya que en pocos lugares dos pueblos totalmente ajenos uno del otro pueden vivir en paz y en buena sociedad uno con el otro, algo que por supuesto es una condición casi utópica, una condición y un estado de coexistencia que es posible si es que se cuenta con la cooperación de los individuos.

Esto es posible, debido a que los derechos y la soberanía de ambos pueblos es respetada y ha sido respetada ya por al menos 50 años y se ha cultivado esmeradamente y que ambos pueblos han puesto de su parte para que esto funcione correctamente.

Estados Unidos no es el único país que cuenta con pueblos distintos encasillados dentro de sus fronteras, sino también sus vecinos del sur en México tienen la misma situación, aunque bastante más extensa.

Aquello que diferencia a los pueblos, además de las cadenas genéticas, son las tradiciones, el lenguaje y las creencias, caminos que pueden ser enteramente distintos entre los pueblos, haciendo a la especie humana una sumamente diversa y compleja, ya que en realidad no somos tan parecidos como nos gusta decir y pensar a modo de no ser catalogados como racistas o como malas personas; no obstante, no hay nada de malo en entender las diferencias entre los humanos para poder saber de mejor manera el cómo coexistir de manera más eficiente y solidaria, para de esta manera crear un mundo donde le sea posible a la paz reinar ininterrumpidamente.

Es un hecho que el mundo es un lugar donde la paz no reina y donde por lo general la cooperación entre los pueblos no es lo que predomina en nuestro tiempo y espacio, algo que por supuesto da pie a la muerte y a la enfermedad, tanto física como social.

Estos problemas no se dan debido a que la humanidad entiende las diferencias entre nuestra propia especie, sino que se dan debido a que queremos esconder este hecho y queremos vivir todos inmersos en una gran masa, compuesta de elementos cuya mezcla crea veneno.

La solución se encuentra en entender nuestras diferencias y en respetar la condición humana y los derechos de todos los pueblos y en respetar el modo de vida de todos y todas en este mundo, siempre y cuando no se crucen fronteras a otros territorios.

Related posts