You are here
Uncategorized 

¿De qué color es tu empresa? Cómo aprovechar el poder del color en la marca y la publicidad

Cuando comienzas tu propio negocio es necesario estar atento a un mundo de cosas para su creación e instalación.

Ya sea si se trata de un negocio físico o virtual, existen cosas que no puedes dejar pasar por alto por el bien de tu negocio.

Desde la ubicación para encontrar excelentes oficinas en renta si deseas algo físico o una buena elección si deseas una oficina virtual.

Entre los elementos a considerar es dejar en tu prospecto y/o cliente una muy buena impresión de tu negocio.

Las primeras impresiones son importantes. Solo se requieren 90 segundos para que una persona forme sus opiniones iniciales cuando interactúa con un nuevo producto.

Y hasta el 90% de esa evaluación se basa únicamente en el color.

Entonces, ¿qué papel juega el color al comunicar los mensajes clave de la marca a los consumidores? ¿Y cómo pueden las empresas usar el color de manera efectiva para influir en las decisiones de compra? ¿Puede un color evocar una emoción específica?

La psicología detrás del color es un tema complicado y ha habido innumerables intentos de definir los efectos del color en las elecciones del consumidor.

No hace falta decir que las actitudes hacia el color son subjetivas, basadas en las experiencias personales, las preferencias y la educación de un individuo.

¿El rojo significa energía juvenil? . . ¿o peligro? ¿O es el color de la pasión? En Occidente, el rosa se reconoce principalmente como un color femenino, mientras que en Japón el rosa tiene asociaciones masculinas, con flores de cerezo rosadas que representan guerreros caídos.

Mucho depende del contexto y ubicación del color, así como de las experiencias previas de ese color por parte de un individuo.

Si bien no es tan fácil como expresar colores específicos para evocar emociones específicas, hay algunos patrones de mensajes importantes que aprender de las percepciones del color.

  1. a) El efecto del color en la marca

Sabemos que el color llega a ser un método incluso de reconocimiento y para muchas marcas significa registrarlo como marca personal.

Sabemos por ejemplo que existe el clásico amarillo Lamborghini e identificamos claramente que cuando vemos ese amarillo, se trata de un  Lamborghini.

Lo mismo nos pasa con el rojo en la marca coca-cola… todo un clásico o el también rojo que caracteriza al Ferrari.

Si bien ambos colores son rojos, son tonos notablemente diferentes y ambos están patentados.

Esta situación lo enmarca muy bien el cerebro y es por ello que sin ver la marca, con solo ver el color, sabemos de quién se trata.

  1. b) La vibración y el contraste

Dependiendo el giro del negocio será el tono y el contraste del color para generar la vibración adecuada de tu cliente o prospecto.

Después de múltiples estudios se ha encontrado que los colores brillantes son más enérgicos y estimulantes para el cerebro, mientras que los tonos más suaves, oscuros y/o neutrales tienden a relajar a la persona.

  1. c) Entre géneros las cosas son diferentes

Es claro que los hombres no perciben lo mismo que las mujeres y en el tema de los colores no es la excepción.

Por ejemplo es marcada la tendencia de que el hombre prefiera el negro mientras que las mujeres prefieren un rosa o un púrpura, en cuanto al color azul es bien recibido en ambos géneros.

Para estos casos, un buen estudio de tu mercado-producto podrá definir el color más adecuado incluyendo el tono y el contraste… y posiblemente llegarás a patentarlo.

Related posts